martes, 8 de diciembre de 2009

Guía Nº 1:Taller de Comprensión Lectora: 5° BÁSICO

Guía Nº 1:Taller de Comprensión Lectora:
Crónicas de Narnia: (Clive Staples Lewis)
El León, la Bruja y el Ropero.

Había una vez cuatro niños cuyos nombres eran Pedro, Susana, Edmundo y Lucía. El texto relata lo que les sucedió cuando, durante la guerra y a causa de los bombardeos, fueron enviados lejos de Londres a la casa de un viejo profesor.
Pedro: Hemos tenido una suerte fantástica. Lo pasaremos muy bien aquí el viejo profesor es una buena persona y nos permitirá hacer todo lo que queramos.
Susana: Es un anciano encantador.
Edmundo: ¡Cállate! (Estaba cansado, aunque pretendía no estarlo, y esto lo ponía siempre de un humor insoportable)! No sigas hablando de esa manera!
Susana: ¿de que manera?, además ya es hora de que estés en la cama
Edmundo: tratas de hablar como mamá. ¿Quién eres tú para venir a decirme cuándo tengo que ir a la cama? ¡Eres tú quien debe irse a acostar!.
Lucía: mejor será que todos nos vayamos a dormir. Si nos encuentran conversando aquí habrá un tremendo lío.
Pedro: No la habrá (respondió con tono seguro). Este es el tipo de casa en que a nadie le preocupará lo que nosotros hagamos. En todo caso, ninguna persona nos va a oír estamos como a diez minutos del comedor y hay numerosos pasillos, escaleras y rincones entremedio.
Lucía: ¿Qué es ese ruido?
Esta era la casa más grande que ella había conocido en su vida. Pensó en todos esos pasillos, escaleras y rincones, y sintió que algo parecido a un escalofrío la recorría de pies a cabeza.
Edmundo: No es más que un pájaro, tonta.

Pedro: es una lechuza. Este debe de ser un lugar maravilloso para los pájaros… Bien, creo que ahora es mejor que todos vayamos a la cama, paro mañana exploraremos. En un sitio como éste se puede encontrar cualquier cosa. ¿Vieron las montañas cuando veníamos? ¿Y los bosques ¿ Puede ser que haya águilas, venados … Seguramente habrá halcones…
Lucía: y tejones.
Edmundo: y serpientes.
Susana: y zorros.
Pero a la mañana siguiente caía una cortina de lluvia tan espesa, que al mirar por la ventana, no se veían las montañas, ni los bosques; ni siquiera la acequia del jardín.
Edmundo: ¡Tenía que llover)!.
Los niños habían tomado desayuno con el profesor, y en ese momento se encontraban en una sala del segundo piso que el anciano había destinado para ellos. Era una larga habitación de techo bajo, con dos ventanas hacia un lado y dos hacia otro.

Comprensión lectora.
Luego de leer el texto responde en tu cuaderno las siguientes interrogantes:

¿En que contexto se desarrolla la acción?
¿Cuántos personajes aparecen en el relato?
¿Por qué razón los niños fueron enviados donde el profesor?
¿Cómo observaban los niños al profesor?
¿Cómo era la casa en la que se encontraban?
¿Qué piensas de Edmundo? ¿Cómo era su comportamiento?
¿Por qué los niños no pudieron salir a explorar en la mañana?